Yoga & Mindfulness para niños

 

Como profesora de infantil y psicopedagoga de formación, pienso que  el yoga y el mindfulness constituyen una opción ideal para desplegar y desarrollar todas las capacidades que hay en los niños/as, pues proporcionan en un espacio de distensión y juego, herramientas para cultivar la salud del cuerpo y, especialmente, la conciencia e identificación de las necesidades emocionales y personales, fortaleciendo la autoestima y aportando herramientas para gestionar conflictos en un plano intrapersonal e interpersonal.

Estudios recientes han demostrado que el Yoga y la Meditación en las escuelas aumenta la calidad de la educación, influye positivamente en el rendimiento académico, mejora el desarrollo intelectual y emocional del alumno y enseña a parar y a afrontar mejor los problemas. A través de asanas -posturas- , pranayama -ejercicios de respiración-, meditaciones guiadas, técnicas de mindfulness y relajación, juegos y manualidades, los más pequeños fortalecen los músculos, la flexibilidad, pero también la capacidad de concentración, el autoconocimiento, su creatividad y la confianza en sí mismos. Se trabaja la inteligencia emocional, de manera que los niños aprenden a identificar sus sensaciones y a desarrollar técnicas sencillas para gestionar emociones como el estrés o el enfado.